Adiós querido amigo, compañero Mario Devandas Brenes

Por: Humberto Vargas Carbonell
Secretario General, PVP

Me dieron la noticia y me negaba a creerlo. No estaba preparado para recibirla. Me dicen, por el teléfono, que mi amigo Mario Devandas Brenes había muerto. Todos sabemos que nacemos y que esa vida tiene plazo, plazo indeterminado pero inexorable;  sin embargo nos resulta difícil, por doloroso, aceptar que a un ser querido se le haya acabado la existencia.

La existencia siendo el más personal y el más íntimo de los valores, se hace colectivo gracias los más puros sentimientos humanos: el respeto, la amistad, el amor y el servicio a una causa común.

Conocí a Mario durante una huelga histórica de los trabajadores del ICE.

Poco tiempo después resultó que ambos, en compañía del camarada Rodrigo Ureña Quirós, fuimos electos diputados.

Nos eligió la coalición electoral PUEBLO UNIDO.

Mario pertenecía entonces al Partido Socialista Costarricense; Rodrigo Ureña Quirós y Humberto Vargas Carbonell, militantes del Partido Vanguardia Popular.

Mario siguió siempre su propio camino político y nosotros el nuestro. Nunca compartimos una militancia partidaria pero casi siempre estuvimos en la misma trinchera, sobre todo cuando se trataba de luchar por la justicia social y por el respeto a la independencia nacional.

Conocí a su esposa Maruja y a sus hijas mayores. Compartí con ellos congojas y sufrimientos, también no pocos regocijos. Aprendí a quererlos y a respetarlos. Guardo esos momentos como parte de los tesoros de mi memoria ya envejecida.

Por la muerte de un entrañable amigo, una lágrima y muchas lágrimas y acompaño en su dolor a todos los que lo amaron, quisieron y respetaron.

Facebook Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *