Comité de Solidaridad Internacional rechaza informe de la Misión Independiente de la ONU sobre Venezuela

El Presidente del Comité de Solidaridad Internacional y lucha por la Paz (COSI), Carolus Wimmer, rechazó el reciente informe presentado por la Misión Independiente del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU), por considerar que “no cumple con los parámetros requeridos para una investigación seria y científica y además, en lugar de conclusiones, emite una sentencia sin pruebas contundentes”.

El informe fue dado a conocer el miércoles por la Misión integrada por Marta Valiñas, Francisco Cox y Paul Seil, cuya función según resolución 42/25 del Consejo de DDHH, era investigar unos 223 casos de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, torturas, detenciones arbitrarias y otros tratos crueles, cometidas desde 2014.

Sin embargo, el texto acusa directamente al Jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, y a dos de sus ministros de crímenes de lesa humanidad, “Respaldamos la declaración del canciller Jorge Arreaza, donde denuncia que el documento no tiene ningún rigor metodológico; es un texto sustentado en información tomada de las redes sociales, de algunos medios de comunicación adversos al gobierno venezolano y en supuestos testimonios confidenciales”, agregó Wimmer.

“Sin ninguna evidencia comprobable, la Misión concluye que hay responsabilidad del Presidente de la República, del Ministro de Defensa y del Interior, en crímenes de lesa humanidad y hasta solicita la actuación de la Corte Penal Internacional, es decir, actúa como juez y emite una sentencia”, prosiguió el también expresidente del Parlamento Latinoamericano (GPV).

“La Misión tenía como propósito realizar una investigación rigurosa y ni siquiera pudo venir al país por las restricciones de la pandemia, y entonces elaboró un informe ambiguo donde por ejemplose menciona el caso de personas que recientemente fueron indultadas por el ejecutivo y declararon no haber sido víctimas de torturas”, añade Wimmer.

“Este informe nos recuerda mucho a las actuaciones de algunos organismos que responsabilizaron sin pruebas de violación de DDHH a los gobiernos de Libia e Irak en su momento, para justificar una intervención militar. Como miembros del Consejo Mundial de la Paz (CMP) con sede en Grecia, hacemos un llamado a revisar esta situación”, enfatizó.

“Desde el COSI, que es una organización que participa como veedora en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, lamentamos que este informe lejos de evitar la vulnerabilidad de los derechos humanos del pueblo venezolano contribuya a agravar la crisis política e institucional del país en medio de la pandemia del Covid-19”, concluyó.

Facebook Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *