A 150 años del natalicio de Lenin su obra cobra mayor vigencia

El Partido Vanguardia Popular, PVP, saluda su natalicio y reitera que la obra de Marx, Engels y Lenin, que marcan la senda de una sociedad con verdadera justicia y libertad, el socialismo, es la única alternativa para salvar la humanidad.

Hoy, 20 de abril, recordamos con admiración y respeto la grandeza de Vladimir Ilich Lenin, el revolucionario abnegado y valiente. Arquitecto del acontecimiento más grande del siglo 20: la Gran Revolución Socialista de Octubre, cuyas raíces que se han extendido por el mundo entero que están y estarán siempre vivas.

La suprema aspiración de la humanidad, la igualdad y la justicia colapsó con la caída de la URSS, pero el pensamiento y toda la obra de Marx, de Engels, de Lenin y de miles de combatientes comunistas está viva y no morirá jamás.

Los traidores, encabezados por Gorbachov, cumplieron su nefasto destino, son hoy detritus apiñados en el basurero de la historia. Los discípulos de Marx y Lenin brillan, gracias a la luz de sus acciones combativas -en todas las latitudes de la tierra- por la justicia para la clase obrera y para todas las víctimas del capitalismo, régimen siempre salvaje.

Nuestros maestros Carlos Marx y Federico Engels lograron penetrar la esencia real y profunda del capitalismo; este modo de producción que ha sido el más brutal y más explotador de la historia. Lenin estudio profundamente sus enormes conquistas científicas y las desarrolló sabiamente en las nuevas condiciones históricas. Él descubrió que el capitalismo había entrado en una nueva fase de su desarrollo, en el que se había hecho más explotador y más violento. Había entrado en una fase nueva que es el imperialismo. El imperialismo es la etapa final del capitalismo, aunque este es un proceso extraordinariamente complejo y violento. El imperialismo no tiene marcha atrás ni le esperan fases diversas hacia adelante como no sea un nuevo modelo de justicia social verdadera: el socialismo. Este será un proceso diverso y original para cada sociedad; no hay modelos petrificados para la transición al socialismo, lo que sí es único es la meta: el fin de explotación de los trabajadores y la igualdad. No más explotación del hombre sobre el hombre.

La terrible pandemia provocada por el Coronavirus ha creado un auténtico cataclismo en la vida económica, principalmente en los países imperialistas, en Estados Unidos y en la Unión Europea. ¿Cuál será la herencia de la pandemia en el terreno de la economía y de la organización social? Esta pregunta es también válida para los países dependientes, algunos de ellos convertidos en verdaderas semicolonias.

Algunos pensadores y periodistas, a veces preceden sus escritos, dando al lector la seguridad de que no son comunistas. El elemento común entre ellos es la aspiración al retorno de un capitalismo de libertad de comercio y al modelo de la democracia burguesa. Esto no es posible.

En su obra el “Imperialismo Fase Superior del Capitalismo” Lenin cita un párrafo de la obra de Hilferding (también marxista): “No incumbe al proletariado oponer a la política capitalista pasada de época del libre cambio y la actitud hostil al Estado. La respuesta del proletariado a la política del capital financiero, al imperialismo, puede ser no el libre cambio, sino solamente el socialismo. El fin de la política proletaria no puede ser actualmente la restauración de la libre competencia—que se ha convertido ahora en un ideal reaccionario—sino la destrucción completa de la competencia mediante la supresión del capitalismo”.

Unas líneas más abajo Lenin agrega: “Pero cuanto más rápido es el desarrollo del comercio y del capitalismo, tanto más intensa es la concentración de la producción y del capital que engendra el monopolio. ¡Y los monopolios han nacido precisamente de la libre competencia! (Lenin “El Imperialismo Fase Superior del Capitalismo”. Obras Escogidas Pág. 775)

¿Qué ocurrirá después del paso de la pandemia? Confluyen una diversidad multifactorial en el conjunto de los países afectados y también en cada país. Ya el choque de opiniones y propósitos comenzó, pero al final de cuentas la gran decisión corresponderá a la conducta de las grandes masas de trabajadores y otros sectores victimizados por el imperialismo.

Se puede predecir que habrá cambios en el mundo, esto es seguro.

El imperialismo norteamericano ha iniciado una terrible guerra contra China, contra Rusia y contra otros países como Irán, Siria, y en América Latina, Cuba, Venezuela, Nicaragua. Pareciera que más que una lucha por un nuevo reparto del mundo, es una lucha para conservar una supremacía universal que está en crisis.

En este mundo tan convulso la obra de Lenin pasa a ser la mejor orientación para entender los fenómenos del imperialismo.

Creo que el genio de Lenin le pediría serenidad, solidez y audacia.

La lucha de los países revolucionarios de la América Nuestra le alegraría y sentiría que a este continente han llegado las ondas sísmicas de la Revolución Socialista de Octubre.

Partido Vanguardia Popular
22 de abril de 2020

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *