El compañero sandinista Jacinto Suárez Espinoza se nos fue… el Partido Vanguardia Popular está de luto

Los militantes del Partido Vanguardia Popular lamentamos profundamente la muerte de nuestro querido hermano, el compañero Jacinto Suarez Espinoza.

Mantuvimos con el compañero Jacinto, durante muchos años, una relación fraternal, una purísima relación fortalecida siempre por el servicio a la causa común: la lucha antimperialista y la decisión de luchar por la liberación y la autodeterminación de todos los pueblos.

Mucho aprendimos de nuestras conversaciones con el compañero. Su talento y su extraordinaria experiencia de lucha nos enriquecía en cada encuentro.

El compañero Jacinto vivió siempre para la Revolución Popular Sandinista, siendo un adolescente resistió con entereza singular todas las duras pruebas a que fueron sometidos los combatientes revolucionarios. Hasta el momento culminante, cuando la vida se acaba, él sirvió a su pueblo, a su Revolución y todos los pueblos de la tierra.

Guardamos más que en nuestras bibliotecas en nuestros corazones la autobiografía del compañero Jacinto: EN EL MES MÁS CRUDO DE LA SIEMBRA. Es una lección viva para los jóvenes revolucionarios, es un manual de la lucha, pero sobre todo para la enseñanza ética de los muchachos revolucionarios.

Jacinto en los días en que trabajó para la Seguridad del Estado enseñó los valores morales de los revolucionarios. Al despedirlo queremos recordar con sus propias palabras los valores superiores de los revolucionarios. Nos dice Jacinto: “Mi paso por la Seguridad, además de otras cosas, me dio a la mujer con la que tengo 25 años de convivir. De esa Seguridad no la conformaban esbirros ni malvados ni nada comparable con la de Somoza. La dimensión humana te enseña eso, que vos tenés en tus manos cosas sumamente delicadas y que no podés perder la condición de lo que sos, el que la pierde se jode, se vuelve esbirro. Esa etapa de mi vida, me enseñó cosas que yo no conocía y sobre todo esa dimensión de entender que ese poder que tenés sobre la gente, si no sos un ser humano, una persona sensible y centrada, te convertís en cualquier barbarie, un salvaje”.

Fue siempre un humano en el mejor sentido de la palabra. Nunca hubo jactancia o soberbia en sus relaciones. Sencillo y generoso como deben ser los revolucionarios auténticos y él lo fue siempre.

Abrazamos con profunda emoción todo lo que fue en su vida, un revolucionario auténtico y sin mancha.

Será él también un muerto de los que nunca mueren.

No le decimos adiós, es imposible decirlo para el entrañable camarada, estará presente como un amigo en las luchas del Partido Vanguardia Popular. Su ejemplo es imborrable.

Sentimos profundamente lo ocurrido le decimos a los compañeros Daniel y Rosario y todos los sandinistas; con profundo respeto espiritual también a los fundadores de Frente Sandinista, compañeros Carlos Fonseca Amador, Tomás Borges, todos los héroes y mártires que están vivos en nuestros corazones y a todos los constructores de lo nuevo en Nicaragua.

Humberto Vargas Carbonell
Secretario General Partido Vanguardia Popular

2 de abril 2020

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *