El terremoto es natural, lo que no es natural es este orden irracional

Declaración de Partido Comunista de Turquía sobre los terremotos de Estambul

El terremoto moderado que afectó ayer a Estambul ha revelado que no hay preparación para el gran terremoto previsto en Estambul, que ha estado en la agenda desde 1999, ya que el gobierno no lo ha previsto como una emergencia.

De hecho, es evidente que Estambul se encuentra en una situación peor que en 1999 contra los terremotos. El número de puntos de reunión de emergencia donde las personas pueden concentrarse durante los terremotos ha disminuido debido a la urbanización no planificada, el problema de tráfico se ha profundizado, la transformación urbana que se basa completamente en las ganancias y el alquiler ha revelado algunos problemas de infraestructura nuevos, y mucho menos ofrecer soluciones a edificios inestables. La gente no ha podido comunicarse a través de sus teléfonos móviles y su derecho a la comunicación ha sido violado porque los monopolios de telecomunicaciones no hicieron inversiones adecuadas de acuerdo con la capacidad cada vez mayor, aunque roban a las personas con altas tarifas.

Lo peor es que hemos visto que ni siquiera hay la más mínima coordinación en la burocracia que se ha convertido en un rompecabezas. Las instituciones que están directamente relacionadas con los terremotos han hecho diferentes declaraciones, lo que ha llevado a un pánico creciente entre la gente. Este caos se ha profundizado desde que el gobierno central se abstiene de actuar en coordinación con el Municipio Metropolitano de Estambul.

Sin duda, el gobierno es el principal responsable de esta situación. AKP ha estado en el poder desde 2002, tres años después del gran terremoto que golpeó a Turquía en 1999. No es sorprendente que Turquía se haya vuelto completamente indefensa ante los terremotos y condiciones similares considerando que el país se ha distanciado sistemáticamente de la ciencia, la lógica y justicia en este periodo.

Sin embargo, el problema no solo se limita al gobierno del AKP. Es imposible ver la economía de mercado, el orden capitalista de hoy, en compromiso con asuntos tales como la planificación, la organización social y la igualdad, que son, sin embargo, lo que más necesitamos durante los terremotos.

El capitalismo es un orden social en el que gobierna el dinero. Las compañías de automóviles que desean vender más automóviles y las compañías de construcción que quieren convertir a toda la ciudad en un sitio de construcción predestinan una ciudad como Estambul. Nuestras universidades, que deberían centrarse en los estudios científicos, están controladas por las fuerzas reaccionarias, por un lado, y por las transnacionales por el otro. Es vergonzoso que algunos académicos que trabajan para los departamentos de universidades relacionados con el terremoto también trabajen para empresas de la construcción al mismo tiempo.

Turquía debe deshacerse de este gobierno y de este orden de saqueo. El Partido Comunista de Turquía, PCT, está luchando por este objetivo mientras se prepara para reducir la carga de la gente durante un posible terremoto y para reforzar la cultura de coordinación y solidaridad.

Para el PCT, lo que es devastador no son los terremotos, sino la irracionalidad, no los terremotos, sino la codicia por el beneficio, no los terremotos, sino el caos del mercado, no los terremotos, sino las personas desorganizadas.

Partido comunista de Turquía

Comité Central

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *