FSM: “La esperanza está en nuestras luchas”

Discurso del Secretario General de la Federación Sindical Mundial, FSM, George Mavrikos, en la 108a Sesión Plenaria de la OIT

 

Estimados amigos, compañeros, señores y señoras,

Este año se cumplen 100 años desde  la fundación de la OIT, y esto es una oportunidad para hacer una evaluación objetiva desde la perspectiva de la Clase Obrera Mundial. Para sacar las verdaderas conclusiones desde el lado del movimiento sindical militante. Para evaluar los resultados.

Creemos que la historia de la OIT se divide en dos períodos principales. Desde su fundación hasta 1990 y desde 1990 hasta hoy. En la primera período, desempeñó en general un papel positivo y a menudo funcionó como un mecanismo de protección de los derechos de los trabajadores. Las correlaciones internacionales beneficiaron y apoyaron el rol de la OIT, con el papel decisivo de la Unión Soviética, de la República Popular China, de muchos más países socialistas y del movimiento de los países no-alineados. Aquellas favorables correlaciones tenían un importante aliado a su lado. El movimiento sindical militante, con el papel protagonista por aquel momento de la Federación Sindical Mundial. Tenían a su lado las grandes luchas clasistas de todos los trabajadores.

Los éxitos en establecer los remarcables logros: Convenios Colectivos, seguridad social, gastos sociales, mejora salarial y laboral de las mujeres trabajadoras, jornada laboral, aumento de sueldos, progreso de las libertades democráticas y sindicalistas, fueron el resultado de estas circunstancias. Los sindicatos se establecieron en cada rincón del planeta.

Por mucha tinta que derramen  los calumniadores actuales, la verdad  siempre resplandecerá.

Siguiendo los derrocamientos de 1989-1991 y los cambios que se produjeron, la situación y el rol de la OIT, así como de las Organizaciones Internacionales, también cambió.

Aquí en estos días, en la Conferencia anual, llegaron Ministros, Primeros Ministros, emplearon palabras mayores, promesas vacuas e intentaron presentar la imagen de una realidad virtual.

Antes de 1990, los empleadores no querían escuchar sobre la OIT. Actualmente la consideran un aliado y amigo. ¿Por qué? Cada uno debería pensarlo y dar la respuesta por si mismo.

Por muchas palabras que digan algunos, la verdad está en los lugares de trabajo, donde los obreros sufren la violencia estatal y el autoritarismo, el desempleo y los despidos, el trabajo negro, las privatizaciones, la pobreza y la barbarie capitalista. La verdad estriba en el mar Mediterráneo, donde madres e hijos se están ahogando en su esfuerzo a escapar de la agresividad imperialista.

Esta imagen es, además, el resultado del papel jugado por la OIT y de la situación actual dentro de los liderazgos del movimiento sindical.

Desde 1960, el bloqueo contra Cuba continúa. ¿Qué hicieron las Organizaciones Internacionales?

En Soma, Turquía, el 13 de mayo de 2014, 301 trabajadores fueron asesinados. ¿Qué hicieron las Organizaciones Internacionales?

En la fábrica de Rana Plaza en Bangladés, el 24 de abril de 2019 fueron asesinadas 1.132 muchachas y mujeres. ¿Qué hizo la OIT?

En Colombia, durante los tres últimos años, 600 sindicalistas militantes fueron asesinados. ¿Quién fue castigado por esos crímenes?

En Chile, el gobierno socava con métodos antidemocráticos el funcionamiento independiente de la CAT. ¿Qué hizo la Oficina responsable de la OIT?

¿Qué han hecho las Organizaciones Internacionales para proteger a los trabajadores de Palestina, Siria, Irak, Yemen de los imperialistas? Solo palabras. Esta es la imagen.

Hoy, los Jefes de Estado vienen aquí y distorcionan los hechos. El Sr. Macron, que ataca y golpea a los manifestantes, que despide a 1.000 trabajadores de la Central à charbon de Gardanne, cuyo Miembro del Parlamento, de su partido, el Sr. Mohamed Laqhila, amenaza con cerrar el funcionamiento del Centro Sindical de la UD CGT 13, vino aquí hace unos días y nos presentó una falsa realidad. Ambos, el sr. Macron y la sra Merkel ven hoy la OIT como un mecanismo ideológico a favor de sus políticas. Esta es la verdad. Esta es la verdadera imagen. Al mismo tiempo, refuerzan los fenómenos del neofascismo y la xenofobia con sus políticas contra los trabajadores.

Esta imagen solo por los trabajadores de la actualidad puede y debe ser cambiada, con sus luchas de clase y unidas. Reforzando los sindicatos en la base. Mejorando la democracia sindical. La esperanza está en nuestras luchas.

 

Muchas gracias.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *