El imperialismo ha urdido un nuevo golpe de Estado, ahora contra Venezuela

Maduro Moros es el presidente porque fue elegido por el 67 por ciento de los electores. Nadie ha elegido al golpista ni está avalado por un solo voto.”

Por: Humberto Vargas Carbonell

No hay ninguna duda de que en Venezuela está en marcha una nueva modalidad de Golpe de Estado. Hasta hace poco los golpes los daban los militares, generalmente formados en la llamada “Escuela de Asesinos”; ahora se han practicado nuevas modalidades. La novedad en los métodos se práctica aunque el elemento generador sigue siendo el mismo: el imperialismo norteamericano.
Todos los asesinados, todos los presos, todos los exiliados hay que ponerlos en la macabra contabilidad del imperio norteamericano.

Antes las órdenes las cumplían los militares gorilas, ahora les corresponde hacerlo a políticos sin personalidad, sin programas y sin destino. Se hacen elegir para servir a los que mandan en los Estados Unidos, sin capacidad crítica y sin frenos éticos.

Actúan desbocados, con el control perdido, para ellos lo decisivo es obedecer: formar parte del clan injerencista. Hacer méritos personales ante el soberbio explotador y demeritar al pueblo en que nacieron.

Ese es lamentable destino del Presidente Carlos Alvarado, compañero de viaje de lo peor de esta América sacrificada en el altar de los multimillonarios de Wall Street y en los reductos de la llamada Casa Blanca.

Momentáneamente se puede engañar a un pueblo pero difícil engañar a la historia.
No sé a cuántos engañaron los asesinos de Juan Rafael Mora Porras y de José María Cañas, pero hoy, pasados los años, son la hez de la historia patria. Este será el destino inexorable de los nanoverdugos del llamado “grupo de lima”.

Los gringos quieren recuperar las riquezas inmensas con que la naturaleza dotó al pueblo venezolano. En los gobiernos de la democracia falsa lograron hacerlas suyas, ahora no las tienen porque Venezuela se convirtió en una República Bolivariana gracias al Comandante Chaves y a su legítimo sucesor, el Presidente Maduro.

Maduro ganó las elecciones con el mejor sistema electoral del mundo, según lo dijo el presidente de USA, Carter. Obtuvo el 67 por ciento de los votos, más que cualquiera de los que ahora pretenden condenarlo.

En las elecciones hubo un acompañamiento masivo.

Pero, por razones de higiene patriótica, pienso yo, no se invitó a los sempiternos observadores de la OEA y de los Estados Unidos. Y este es el pretexto para nuevo intento de un golpe de Estado contra el gobierno legítimo de la República Bolivariana de Venezuela.

Un personaje desconocido, miembro de una Asamblea sin funciones, se declara Presidente; esto puede hacerlo cualquier irresponsable e incluso cualquier orate. Pero en este caso la maniobra fue anunciada por el Vicepresidente de los Estados Unidos y ejecutada por sus agentes.
En Venezuela hay solo un Presidente legítimo, Nicolás Maduro Moros
Esperamos con optimismo que el intento de golpe falle una vez más y se consolide la democracia y la unidad popular en Venezuela.

Venezuela es un país bloqueado por el imperialismo yanqui, cada sacrificio de cada venezolano es responsabilidad del imperialismo yanqui y de sus adláteres.

Para solo dar un ejemplo. El Reino Unido retiene ilegalmente 14 toneladas de oro que son propiedad del Estado Venezolano.

Estados Unidos bloquea y sanciona al país y a personalidades políticas.

¿Es acaso este bandidaje una lucha por la democracia? No. Es una guerra de rapiña por el petróleo, por el hierro, por el oro, y por otras riquezas que son propiedad del pueblo venezolano.
El pueblo, el verdadero pueblo de venezolano hace sacrificios para honrar su historia de lucha y la memoria del LIBERTADOR, Simón Bolívar.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *