Yale S.A.: Gobierno, “quiebras” y complicidad

Por: Martín Rodríguez Espinoza
 
Resulta que para no pagar salarios, seguro social y aguinaldos, declararse en quiebra y cerrar es la “solución” para despedir trabajadores y evadir sus responsabilidades tributarias.
Eso es lo que ha sucedido con la empresa de seguridad y limpieza Yale S.A., que le vendía servicios a la Caja Costarricense de Seguro Social, CCSS, y que ha despedido a más de 260 trabajadores y trabajadoras de 20 sucursales de la institución como Puerto Viejo y Río Frío de Sarapiquí, Matina, Los Chiles, Goicoechea 1, Puriscal, entre otros.
Aunque autoridades de la Caja aseguran que “tomarán las acciones legales contra la empresa por incumplimiento de contrato.”, lo cierto es que los y las trabajadoras quedan con “una mano adelante y otra atrás”.
 
Lo interesante es que se han dado muchos casos en los cuales esas mismas empresas cambian de nombre al día siguiente y con “bombos y platillos” anuncian que “nueva” empresa contratará X cantidad de trabajadores. Y como si fuera el premio mayor de la lotería, la institución pública, en este caso la CCSS, le adjudicará la venta de servicios de nuevo.
 
Me recuerda el tema de radioterapia y la empresa “nueva” a la que regalarán la concesión multimillonaria por venta de servicios, aunque al parecer tan solo cambió de nombre ya que el anterior se encuentra en la lista de EVASORES al fisco.
 
Pero bueno, volvamos al tema de Yale S.A. termina la nota entregada a los y las trabajadoras recomendando lo siguiente:
 
“De requerir una carta de despido o una certificación de la relación laboral, favor enviar su solicitud al correo rmendez@grupoyale.com con la dirección exacta de su casa de habitación donde se le puede enviar la documentación solicitada. Les agradecemos el tiempo laborado para la empresa y les deseamos bendiciones y éxitos en sus nuevos proyectos.”
 
¿Qué?, ¿Es en serio?, ¿Los despiden y ni carta de despido les entregan?, ¿En qué país vivimos?, ah cierto, en “el país más feliz del mundo”, para algunos ilusos.
 
Lo que sí es cierto es que estas cosas se dan porque el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social es tan solo un cascarón que NO SIRVE para nada a los trabajadores, pero sí, y mucho, a los inescrupulosos empresarios que, además, no permiten que hayan sindicatos que defiendan los derechos de la clase trabajadora en el sector privado, por lo que no hay posibilidad de denunciar y luchar desde adentro. Por eso el ataque a los sindicatos, para hacer los que le venga en gana.
 
El Gobierno, ahora del PAC, antes del PLN o el PUSC, que son exactamente lo mismo, son cómplices de esta situación y muchos acontecimientos similares, en los cuales LOS ÚNICOS perdedores son los cientos de trabajadores y sus familias.
Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *