Guatemala: Condenamos enérgicamente el asesinato político de dirigentes campesinos

En menos de cuatro días fueron vilmente asesinados tres dirigentes campesinos y defensores de Derechos Humanos: Luis Marroquín, del Comité de Desarrollo Campesino (Codeca) y José Can Xol y Mateo Chamán Paau, del Comité Campesino del Altiplano (CCDA). El 14 de mayo a las 10:00 p.m., fue secuestrado por fuerzas policiales Leonardo Chun Tiul, miembro de la Unión Verapacense de Organizaciones Campesinas (UVOC).

No cabe duda que esta ola de asesinatos, secuestros, e intimidaciones (que se unen a otros asesinatos anteriores, amenazas y detenciones políticas como las de  María Choc, Bernardo Caal, Avelino Chub Caal y Jerson Antonio Xitumul Morales) pretenden infundir terror en la población organizada y detener el trabajo, la organización y lucha de las organizaciones campesinas y populares en defensa del territorio, la lucha por la tierra y los derechos de la clase trabajadora, las comunidades y los pueblos.

Estos son hechos organizados y ejecutados por escuadrones de la muerte. A la vieja usanza del Estado policial, terrorista y contrainsurgente, se criminaliza, reprime y asesina a las defensoras y defensores de los derechos humanos, mientras se protege a los grupos de poder corruptos y mafiosos, apoyados y permitidos tanto por el gobierno anterior (encabezado por Otto Pérez Molina), como por el gobierno de Jimmy Morales. En estos hechos participan miembros de las fuerzas represivas gubernamentales, de la seguridad privada de empresarios regionales o nacionales y de grupos recalcitrantes que actúan como cuerpos clandestinos. Sus objetivos son: a) avanzar en el despojo de tierras y territorios; b) detener la resistencia a los proyectos extractivos; c) impedir que los proyectos y luchas políticas legítimas de las organizaciones populares, campesinas e indígenas avancen; d) mantener un estado de zozobra y miedo en la población para que se inmovilice, y siga imperando de esta manera la impunidad y las injusticias en el país.

Codeca, CCDA y UVOC representan parte de las luchas legítimas de millones de guatemaltecos y guatemaltecas, por los derechos de la clase trabajadora, el campesinado y de los pueblos indígenas. Son organizaciones que enfrentan pacíficamente a los finqueros y empresarios, así como a los gobiernos de turno, como principales explotadores, expoliadores y  criminalizadores de legítimas luchas. Estas organizaciones han venido siendo objeto de criminalización, amenazas y asesinato de sus dirigentes.

Como Partido Guatemalteco del Trabajo repudiamos y condenamos estos hechos de terrorismo, estimulados por discursos de odio clasista y racista, impulsados desde las más altas esferas del gobierno actual y desde quienes integran el Pacto de Impunidad, incluido el presidente Jimmy Morales. La responsabilidad política –sino es que criminal– por estos hechos es sin duda del gobierno actual.

Manifestamos nuestra solidaridad a las familias, comunidades y organizaciones de Luis Marroquín, José Can Xol y Mateo Chamán Paau. Nuestro homenaje a sus vidas de lucha. Para ellos exigimos verdad, justicia y reparación. Para Leonardo Chun exigimos libertad inmediata.

Exigimos al Ministerio Público (MP) resultados y procesamiento inmediato de los responsables materiales e intelectuales de estos crímenes. Es su obligación y es una demanda social. ¡No más complicidad del MP!

Solicitamos a la institución del Procurador de Derechos Humanos y las organizaciones de Derechos Humanos indagar estos casos y explorar la hipótesis de una política criminal organizada y sistemática procedente del Estado, desde empresas y empresarios regionales y nacionales, así como de grupos de extrema derecha.

Proponemos a las organizaciones campesinas y a los movimientos sociales a cerrar filas frente a estas políticas represivas y avanzar juntos en las luchas compartidas. Sólo así se logrará enfrentar la oleada neoliberal, el saqueo y el terror que enfrentan los pueblos, la clase trabajadora y el conjunto de sectores populares.

No esperemos a que otros dirigentes, militantes y defensores de Derechos Humanos sean  asesinados por las balas asesinas del capitalismo y el Estado oligárquico y corrupto.

¡Exijamos justicia!

¡Forjemos Unidad!

Partido Guatemalteco del Trabajo

Por Guatemala, la Revolución y el Socialismo

 

Guatemala 16 de mayo de 2018

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *