La «Chispa»de Lenin

«La misión del periódico no se limita, sin embargo, a difundir ideas, a educar políticamente y a conquistar aliados políticos. El periódico no es sólo un propagandista colectivo y un agitador colectivo, sino también un organizador colectivo.» V.I. Lenin (¿Por dónde empezar?, 1901)

 

«Nos es tan valioso –atestiguaba un obrero tejedor–. En él se habla de nuestra causa, de la causa de todo el pueblo ruso, que no puede ser valorada en monedas, ni estimada en tiempo; cuando se lo lee se ve claramente por qué los gendarmes y la policía nos temen a nosotros los obreros y a los intelectuales que nos conducen. Somos el terror no sólo de los bolsillos del patrono, sino del patrono mismo […] sólo falta la chispa para que se produzca el incendio».

El periódico en cuestión era el Iskra: el primer órgano de prensa marxista ilegal de Rusia –fundado por Vladímir Ilich Uliánov, Lenin, en 1900–, desempeñó un papel determinante en la lucha contra los economicistas, por un partido marxista, en la unión de los dispersos círculos revolucionarios y en la preparación del II Congreso del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia (POSDR), realizado en julio-agosto de 1903.

Las persecuciones del brazo armado de la monarquía zarista hacían imposible la publicación de un periódico revolucionario en Rusia, por eso, el primer número de Iskra salió el 24 de diciembre de 1900 en Leipzig; y los siguientes números aparecieron en Múnich; desde abril de 1902, el periódico se hizo en Londres, y desde 1903, en Ginebra.

Bajo la dirección de Lenin, la redacción de Iskra, de la cual Nadezhda Krúpskaya fue secretaria, estaba compuesta por Georgi Plejánov, Julius Martov y Pavel Axelrod, entre otros. Lenin escribió innumerables artículos referentes a la lucha de clases y a los problemas que surgieron en la creación del partido. Así, la redacción de Iskra fue decisiva en la elaboración del proyecto del programa del Partido, publicado en la edición número 21.

LA PRENSA REVOLUCIONARIA

En el II Congreso del POSDR, se proclamó a Iskra como órgano central del Partido, y se resolvió conformar el equipo de redacción, integrado por Lenin, Plejánov y Martov. De acuerdo con los lineamientos que el propio Lenin había establecido en su libro ¿Qué hacer? (1902), el periódico se convirtió en uno de los proyectos centrales del Partido, con la intención de servir a su propio fortalecimiento y unificación.

Más tarde, Plejanov asumió la línea menchevique, llegando incluso a exigir la reincorporación de todos los antiguos redactores mencheviques, quienes habían sido rechazados por el Congreso. Lenin, en desacuerdo y siendo minoría, decidió retirarse de la redacción de Iskra, en noviembre de 1903, para combatir desde el CC del Partido a los oportunistas y mencheviques. En 1905, el periódico dejó de circular.

La revolución socialista es la gran tarea histórica a la cual está llamada la clase obrera, por ser la clase más avanzada y revolucionaria de la sociedad moderna. El proletariado sólo alcanzará sus objetivos mediante su organización como clase contra el régimen de explotación, para destruir el capitalismo y construir el socialismo.

En el marco de la conmemoración de los 70 años de Tribuna Popular, el periódico de las y los trabajadores venezolanos, en legalidad o clandestinidad, es oportuno insistir en que la prensa revolucionaria tiene un fundamental papel que jugar en ese proceso de organización y lucha, como una chispa (Iskra en ruso) que encenderá el fuego de la revolución.

 

NATALYA M. GARCIA. Especial para TP

Analista política

____________________________

Fuente: Tribuna Política

PCV

Facebook Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *