La solidaridad con el pueblo palestino es el primer deber de los pueblos civilizados

El orate presidente de Estados Unidos ha decidido trasladar su embajada a Jerusalén, ¿cuánta sangre inocente se derramará por la decisión de un imbécil prepotente?

El Presidente de los Estados Unidos es un loco, prepotente, idiotizado, que se cree capaz de hacer lo que le viene en gana. Todos sus actos llevan ese sello. Se cree propietario del universo, como si se tratara de uno de sus hoteles.

Después de practicar una política realmente infame contra los migrantes, contra ciudadanos de diversos países, especialmente musulmanes, ha desconocido el convenio sobre el cambio climático, y los pocos convenios sobre derechos humanos aceptados por los Estados Unidos.
Ahora ha decidido enfrentar a los palestinos y a todo el mundo civilizado, trasladando la embajada de los Estados Unidos a Jerusalén. El fascismo yanqui ha decido retar al mundo civilizado.
Algunos de los países más significativos de la Unión Europea, Francia, Alemania y el Reino Unido han criticado la decisión yanqui.

¿Cuántos países árabes romperán sus relaciones diplomáticas con los Estados Unidos de Trump?
¿Cuál será la respuesta de la Unión Europea?
¿Cuál será la respuesta de los gobiernos de América Latina que se dicen democráticos?
¡Trump se ha propuesto abrir las puertas del infierno!
¿Cuánta sangre inocente se derramará por la decisión de un imbécil?

Ni Estados Unidos ni Israel pueden decidir el destino de un territorio que es palestino, sometido a un estatuto internacional.
Se acabará la ONU porque dejó de ser un coto cerrado de los gringos. Nunca, ningún gobierno, ha violado tantas veces los acuerdos de ONU como Israel y Estados Unidos.

¿Qué hará el Gobierno de Costa Rica? Muy posiblemente guardará silencio, como lo hace siempre que se trata de juzgar a los yanquis. Siempre están al lado de la infamia.

El imperialismo yanqui es el régimen más criminal de la historia. Nunca nadie causó tantas muertes en nombre de intereses tan sucios como son los de la oligarquía mundial, que tiene su sede en Washington.

Jerusalén es territorio palestino bajo un régimen acordado por las Naciones Unidas.

La ONU, si no responde inmediatamente y con firmeza quedará hecha añicos.

Estados Unidos e Israel son los únicos Estados que votan a favor de mantener el bloqueo contra Cuba. Este es su retrato fiel. Son bandidos y criminales.

 

Humberto Vargas Carbonell
Secretaria General
Partido Vanguardia Popular

Facebook Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *