De los versos juveniles de Marx

SENTIMIENTOS
(De los versos juveniles de Marx)
No sabría obrar con calma,
con sosiego y mansedumbre,
pues llevo fuego en el alma
y acometo de costumbre.
Quiero que sea mi vida
una sola acometida,
emplear mi energía y mi poder
en escalar las cimas del saber.
Y tanto el corazón como la mente
me mandan que no sea indiferente.
Y todo ello, a cada instante,
me lleva siempre hacia adelante.
Vivir ocioso, vegetando,
peor sería que la muerte.
Yo retaría hasta a la misma suerte
para poder seguir luchando.
1836
__________________________

Del artículo “Consideraciones de un joven a elegir profesión”

“. . .Si nuestras condiciones de vida nos permiten elegir cualquier profesión, vamos a elegir la que nos proporcione mayor dignidad; una profesión basada en las ideas de cuya veracidad estemos completamente seguros, que brinde las mayores posibilidades para actuar en aras de la humanidad y para aproximarnos al objetivo común, con relación al cual toda profesión es sólo un medio de acercamiento a la perfección.
La dignidad es lo que más eleva al hombre, lo que infunde nobleza suprema a su actividad y a todos sus anhelos, lo que le permite destacar inmaculado sobre la muchedumbre, despertando su admiración. Pero la dignidad puede proporcionarla únicamente una profesión en la que no seamos instrumentos serviles, sino creadores independientes en su medio; una profesión que no requiera actos vituperables, aunque sólo sea en apariencia, y que incluso el mejor pueda abrazar con noble orgullo. Una profesión que posea todo eso en grado superlativo no es siempre la más elevada, pero es siempre la más preferible.
Si el hombre trabaja sólo para sí, puede, quizá, ser un científico famoso, un gran sabio, un excelente poeta, pero jamás podrá ser un hombre perfecto y verdaderamente grande. La historia considera grandes a los hombres que, trabajando para el un común, se ennoblecen a sí mismos; la experiencia destaca como más feliz al hombre que ha proporcionado la felicidad al mayor número de personas.
Si elegimos una profesión en la que podamos, más que en ninguna otra, trabajar para la humanidad, no nos doblaremos bajo su peso porque será un sacrificio en bien de todos; entonces no experimentaremos una alegría mezquina; limitada, egoísta, sino que nuestra felicidad pertenecerá a millones de seres, nuestra obra tendrá una vida tranquila, pero eternamente eficaz, y sobre nuestros restos mortales derramarán lágrimas amargas las personas nobles.”
Karl Marx
____________________________________
Escuela de Cuadros de la Juventud Vanguardista Costarricense, JVC
Partido Vanguardia Popular, PVP
Facebook Comments