Se debe exigir a los candidatos y candidatas la presentación de su biografía y explicar el origen de sus bienes

bla bla bla
Por Humberto Vargas Carbonell

Pareciera que es cierto que “el camino al infierno está empedrado con buenas intenciones”, puesto que muy a menudo detrás de palabras bellas se esconden los más sucios propósitos.

Siguiendo esta lógica para calificar el electorerismo burgués, podemos decir que el “camino a la corrupción, a la explotación y al entreguismo está empedrado de lustrosas pero falsas promesas”.

Este mal de la hipocresía no es nuevo, es tan viejo como la necesidad que tienen los dueños del poder de mentir y engañar a los explotados y a los oprimidos.

Si las promesas de quienes han detentado el poder si hubiesen convertido en realidades, no habría tanta miseria y tanto dolor en nuestra sociedad. No se trata de la focalización de la pobreza extrema que es el burro de batalla  de los politiqueros. Se trata de una mejor vida para toda la sociedad con pleno respeto a la igualdad y la eliminación de todas las formas de discriminación.

Por eso es que las campañas electorales deben iniciarse con la  obligación de todos los candidatos de presentar su biografía, que expliquen el origen de sus bienes y den una imagen de su vida privada.

Estas biografías para ser útiles deben divulgarse y someterse a la valoración colectiva de todos los electores.

Este es un momento ideal para que Figueres, Alvarez Desanti, González y Aiza presenten sus biografías. Otro tanto deben hacer Pisa y Ortiz.

Facebook Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *